Periodoncia

periodoncia

La periodoncia es la rama de la odontología que trata las enfermedades de las encías y del hueso que soporta al diente.

Los malos hábitos de higiene bucal, técnica deficiente de cepillado, hábito de fumar, etc. ocasionan acumulación de restos de alimentos y otros elementos que favorecen la proliferación de bacterias que producen sustancias químicas que inflaman e irritan las encías.

Entre las  enfermedades periodontales hay que destacar la gingivitis y la periodontitis.

Gingivitis : proceso inflamatorio que afecta únicamente las encías y que produce inflamación y sangrado de las mismas. A pesar de tratarse de una patología que no reviste gravedad es de vital importancia un tratamiento eficaz para solucionar esta patología, puesto que en el caso que no tratemos la gingivitis durante mucho tiempo el paciente corre el riesgo de sufrir una periodontitis

Periodontitis: popularmente conocida con el nombre de piorrea, una patología más grave  puesto que no solamente provoca la inflamación de las encías si no que también afecta al hueso alveolar y al resto de tejidos del periodonto. A diferencia de la gingivits estamos ante una patología irreversible y que puede ocasionar muchos problemas dentales tanto a nivel estético como funcional. Llegando incluso a la pérdida de piezas dentales.

Tratamiento

En el caso de la gingivitis el tratamiento consiste en limpiar las encías y eliminar las bacterias que se han acumulado hasta formar el sarro. Se trata de una limpieza profesional realizada por un especialista .

Además, después de la limpieza profesional explicamos con todo detalle al paciente las pautas de una higiene bucal adecuada para evitar que la gingivitis se vuelva a reproducir en el futuro.

En el caso de la  periodontitis habrá que hacer una intervención más profunda y más invasiva para poder acabar con ella, ya que ésta se encuentra en partes más internas de las encías.

En primer lugar hay que conseguir eliminar las bacterias acumuladas en las bolsas periodontales, espacios que se han generado debajo de las encías como consecuencia de la infección y que se suelen llenar de bacterias .

Estas bacterias se eliminan a través de un raspado (curetaje) realizado por el dentista en la zona para llevarse consigo las bacterias. En ocasiones, y en función de la gravedad de la situación, se puede acompañar el trabajo con la ingesta de antibióticos.

Sin embargo, en ocasiones, cuando la enfermedad ha avanzado , hay que realizar una segunda fase del tratamiento, que se llama cirugía periodontal, que consiste en un raspado pero de las zonas más profundas, para conseguir limpiar las bolsas periodontales situadas muy debajo de las encías.

Según la gravedad, habrá que realizar unas sesiones de mantenimiento dependiendo de cada paciente, puede ser cada 3 o 6 meses.


 

Odontología General |  Odontología Estética |  Odontología Digital | Implantes Dentales | 

Cirugía guiada por ordenador |  Cirugía Oral |  Regeneración Ósea | Periodoncia